Fandom

Psi/Cambiantes

Comprando comestibles

214páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir


Historia corta compartida por Nalini Singh en su newsletter de agosto del 2014. Esta escena puede contener Spoilers. Se encuentra ubicada al final de La Llamada del Deseo, muy pero muy post ese libro así que quienes no hayan leído ese libro absténganse, los demás disfrútenla.

Personajes Editar

Historia Editar

–"Tenemos que ir a comprar comestibles." 

Lucas levantó la vista de donde estaba viendo un partido de fútbol en la pantalla de comunicaciones, sus pies apoyados sobre la otomana y una botella de cerveza sin abrir en su mano. 

"Sabes" –respondió tan solemne como un sacerdote–, "hay un móvil de comunicación adicional en la otra habitación. Si introduces lo que quieres, ellos tienen esta cosa llamada entrega a domicilio. Justo en la orilla del territorio boscoso de la manada."

Sascha hizo una mueca a su hermoso e irritante compañero con su profundo cabello negro y vivos ojos verdes. 

"¿Por qué siempre me atormentas?"

Su sonrisa era felina. 

–"Porque tu adoración por comprar comestibles me fascina." −Bajando los pies de la otomana, puso su cerveza a un lado con un fuerte suspiro−. "¿No acabamos de ir la semana pasada? ¿Qué necesitamos?" 

"Pañales." 

Lucas dio una mirada mordaz en dirección a la guardería, en ese mismo instante llena de tantos artículos para bebé cortesía de sus compañeros de manada que había empezado a hablar sobre abrir una tienda. 

−"Pañales."

Inclinándose sobre el moisés que tenía sobre la mesa, donde podía hablar con Naya mientras terminaba de escribir sus notas sobre un proyecto de la manada, Sascha frotó la diminuta nariz de su bebé. 

–"Tu padre se está burlando de nosotras ¿Qué deberíamos hacer con él?"

–"¿Desde cuándo a Naya le gusta comprar comestibles?"

"Desde que nació." –Derritiéndose cuando los suaves dedos de Naya se cerraron sobre los suyos, ella hizo esos absurdos sonidos maternos que nunca antes había entendido, pero que ahora conocía íntimamente–. "Es mi hija, después de todo." 

Un gruñido de la pantera que ella adoraba más allá de su vida. 

"Solo porque eres una telépata, no creas que me puedes engañar. Sé que mi chica es más sensata. A ella le gusta el fútbol." 

Sascha levantó el moisés. 

–"Voy a buscar el auto." 

Murmurando entre dientes, Lucas se levantó. 

"No puedo creer que me vayas a hacer perder el resto del partido. Es el primero que he tenido tiempo de ver en vivo durante toda la temporada."

−"¿Quieres saber el resultado? 5-2, el equipo rojo va a ganar. Faith me lo dijo." 

Él entrecerró los ojos por su mención de la dotada clarividente. 

−"Muy divertido."

Ella sonrió y se inclinó para darle un beso. 

−"Naya y tú pueden ver el resto en el coche. Yo conduciré."

Mordiendo su labio inferior por su impertinencia, le quitó a la bebé. 

"Vamos, princesa. Vamos a complacer el extraño fetiche de tu madre."

Sascha encendió el auto y esperó a que Lucas se metiera en el asiento del pasajero después de asegurar el moisés en el asiento especial en la parte posterior. Él activó la pequeña pantalla de comunicación de su lado, y se sentó de nuevo a ver el partido mientras ella arrancaba. Le hacía feliz el estar a punto de salir a hacer algo tan mundano como ir a la tienda de comestibles con su compañero un poco hosco mientras su bebé dormía en la parte de atrás.

El humor de Lucas era aún más oscuro en el momento en que llegaron. Su equipo (el rojo) había perdido.

Sellando un beso en su cuello cuando se inclinó para tomar a Naya, ella inhaló el aroma cálido y masculino de él. 

−"Te amo, incluso cuando estás gruñón."

Él le entregó a Naya. 

"Voy a necesitar más caricias después que esta expedición acabe." −Un brillo en sus ojos que dijo que iba a aprovecharse.

Por otra parte, Sascha no se oponía a ser aprovechada por su compañero. 

"Veré lo que puedo hacer." –Ella acurrucó a su bebé, besando su dulce rostro cuando Lucas desabrochó algunos botones de su camisa, antes de tomar a Naya de vuelta y colocarla contra su piel, su mano izquierda cubriendo casi totalmente su pequeña espalda, la otra sosteniendo su cabeza.

Los cambiantes casi siempre llevaban a sus bebés muy cerca, y Sascha pensó que eso era maravilloso. Su bebé nunca se preguntaría si era amada, deseada. Justo ahora, Naya estaba completamente despierta y escuchando el constante latido del corazón de su padre, su pequeña mano enroscada en su piel, incluso cuando su mente tocaba la de Sascha. 

A pesar de ser tan pequeña, Naya era tan curiosa y tan táctil como cualquier felino cambiante, pero también estaba mostrando signos de fuertes habilidades psíquicas. Qué forma tomarían esas habilidades al final seguía siendo una pregunta sin respuesta, pero no había duda en la mente de Sascha que su hija se convertiría en una mujer extraordinaria.

Estoy aquí, dulce bebe, dijo telepáticamente, su corazón lleno con amor por su hija y su compañero, entonces ellos fueron a buscar un carrito con ruedas. 

"Dame eso.Sabes que el hombre controla el carro" –dijo Lucas, cambiando su agarre para sostener a Naya con un brazo musculoso que probablemente apenas sintiera su ligero peso.

−"Claro, ¿cómo podría olvidar esa regla?"

Lucas gruñó de nuevo, pero ella vio la diversión de la pantera en sus ojos.

Sosteniendo a Naya, segura y protegida, él manejó fácilmente el carro mientras ellos caminaban por los pasillos de la antigua tienda de comestibles. A pesar que la mayoría de la gente optaba por el servicio a domicilio, había suficientes que querían la experiencia física que los lugares con el encanto como este otorgaban. Dirigiéndose directamente hacia el pasillo de productos frescos, cogió una pequeña calabaza, golpeando ligeramente el exterior. 

−"Lucas, ¿esto suena como si estuviera ya maduro?"

Lucas murmuró una respuesta, pero estaba mucho más fascinado por Sascha que por la calabaza. Sus impresionantes ojos de cielo nocturno que la marcaban como cardenal hacían un contraste dramático contra la piel de miel oscura, y su cabello de ébano que caía sobre sus hombros, ella obtenía tal placer en todo el proceso de compra, quería tocar y oler y sentir todo. Siempre era la primera en alinearse en los centros de degustación, a menudo teniendo largas conversaciones con el gerente de producción sobre las mejores verduras.

"Tu madre" –le susurró a Naya mientras Sascha fruncía el ceño ante un manojo de espinacas–, "es la mujer más hermosa que he visto en mi vida." 

Él sintió un curioso toque mental, y supo que era su hija. 

−"Por supuesto que eres la chica más bonita." −Y un pedazo de su corazón que existía fuera de su cuerpo. Como también lo era Sascha.

Sintiendo ojos sobre él, levantó la vista, vio a otro hombre con un bebé acurrucado contra su pecho. Lucas inmediatamente lo identificó como un ciervo cambiante llamado Theo, uno de los machos más dominantes; como el alfa del grupo cambiante depredador más fuerte en San Francisco y sus alrededores, era el trabajo de Lucas saber estas cosas.

Theo se acercó cuando sus ojos conectaron. 

−"Hey, Luc. Escuché que tu compañera había dado a luz. Niña, ¿verdad?" 

−"Sip. ¿Cómo está tu hijo?" –El hijo de Theo había nacido un mes antes que Naya.

"Relajado pero obstinado." −Una sonrisa orgullosa−. "Según mi compañera, claramente salió a su padre."

Se quedaron parados en un agradable silencio, viendo a las mujeres. Incluso si Lucas ya no lo supiera, hubiera sido claro por sus aromas cuál familia pertenecía a Theo: su compañera, una mujer delgada con una capa elegante de pelo negro veteado de rojo y la piel de color marrón profundo, sostenía la mano de una niña con trenzas. Las dos estaban en una discusión seria sobre las uvas. Sascha sonrió a la chica cuando se acercó a ellas, y un segundo después, todas estaban charlando.

–"Mujeres" –dijo Theo. 

Lucas asintió con la cabeza. 

−"Ni que lo digas." −Luego sonrió, después de haber observadola elevación en los labios del otro hombre−. "¿Cuánto tiempo piensas que les va a tomar descubrir que en realidad nos gusta hacer esto?"

−"Esperemos que nunca." −Theo frotó la espalda de su hijo con un movimiento suave−. "La mitad de la diversión está en ser engatusado para venir."

Naya hizo un ruido de “préstame atención a mí”, por lo que Lucas bajó la mirada y besó la parte superior de su cabeza, mientras que dentro de él, la pantera bateó su pata suavemente a su cachorro. 

"¿Caminamos, chica bonita?"

Al mismo tiempo, Theo se inclinó para coger la mano de su hija que estaba corriendo hacia él, su rostro tímido mientras miraba a Lucas. Cuando él sonrió, ella le saludó con su pequeña mano. Su padre le acarició el pelo cuando su compañera le llamó. 

−"Nos veremos de nuevo en algún momento, Luc." 

Diciendo adiós, Lucas se acercó a Sascha. 

−"¿Listo?" 

Ella frunció el ceño. 

−"Acabamos de llegar. Compórtate o voy a cocinar esta noche." 

−"Eso es solo ser cruel." −Tirando de un rizo de ébano, suspiró−. "Está bien, vamos a buscar los pañales."

−"No necesitamos pañales. Tenemos suficiente para cambiarle los pañales a toda la escuela infantil" –murmuró Sascha, moviéndose hacia las naranjas−. "Toca esto, Lucas. Me encanta cómo se siente." 

Lo hizo, disfrutando al ver el mundo a través de sus ojos. Nunca, pensó, Sascha perdería el asombro por la sensación, no después de haber sido privada de ella por tanto tiempo. 

–"Me dijiste que teníamos que salir a comprar pañales" −dijo con una cara seria, dándose cuenta que ella había olvidado su mentirilla. 

Una pausa. 

"¿Lo hice?" –Con una sonrisa inocente, le tomó de la mano–. "Creo que Naya quiere que hables con ella."

Su pantera estaba impresionado con su astucia. 

–"Eres una gata debajo de esa piel Psi, querida Sascha."

−"Gracias."

Envolviendo su brazo alrededor de ella, la arrastró hacia sí y reclamó un beso de su compañera impertinente. 

−"Iré a buscar el carro. ¿Cuántas naranjas quieres?" 

Una amplia sonrisa que le dio una patada en el corazón, al igual que la mano de Naya abierta en su pecho, un segundo golpe tranquilo. Y él sabía que no querría estar en ningún otro lugar en la tierra.

Enlaces de Interés Editar

Historias
Libros La Noche del Cazador · La Noche del Jaguar · Caricias de Hielo · La Luna del Leopardo · Presa del Placer · Marcada a Fuego · Ardiente Recuerdo · Cautivos de la Oscuridad · Juegos de Pasión · La Llamada del Deseo · Tangle of  Need · Heart of Obsidian · Shield of Winter · Shards of Hope · Allegiance of Honor · Silver Silence
Novelas Beat of Temptation · Whisper of Sin · Stroke of Enticement · Declaration of Courtship · Texture of Intimacy · Secrets at Midnight · Echo of Silence · Dorian · Partners in Persuasion · Flirtation of Fate
Antologías An Enchanted Season · The Magical Christmas Cat · Burning Up · Wild Invitation · Night Shift · Wild Embrace
Extras Escenas Extras · Historias Cortas · Borradores · Epílogos · Escenas Eliminadas · Línea de Tiempo · Orden de Lectura

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar