FANDOM


Esta es una escena eliminada de Shield of Winter, si se hubiera quedado en el libro, esta escena hubiera estado durante el Capítulo 7.

Personajes Editar

Historia Editar

Sascha estuvo sorprendida, aunque al mismo tiempo no tanto, cuando Kaleb aceptó su solicitud de una reunión. Por lo que sabía del poderoso cardinal, él haría cualquier cosa para conseguir lo que quería, y en este caso lo que quería era la cooperación de DarkRiver y SnowDancer. Sin embargo, también era extremadamente protector con Sahara. Ahora, la otra mujer le regresó el abrazo de Sascha sin dudarlo.

“Estoy tan contenta de verte” dijo Sascha cuando se separaron, había llegado a conocer bien a Sahara durante su estancia en DarkRiver.

“Deseaba visitarlos mucho antes” sus ojos de un intenso azul profundo, una calidez sin ocultar en su profundidad, “pero con la situación actual en la PsiNet, es difícil tener un momento libre.”

Sascha asintió en entendimiento, mientras ambas se sentaban una frente a la otra en la pequeña mesa de reuniones, Kaleb y Lucas reconociéndose con una mirada antes de tomar sus propios asientos, Kaleb al lado de Sahara y Lucas junto a Sascha.

“¿Tus compañeros de manada tienen la orden de disparar a matar si me paso de la raya?” Fue lo primero que dijo Kaleb en ese tono frío que nunca se alteraba, sus palabras causaron que Sahara frunciera el ceño y mirara por encima de su hombro hacia la puerta cerrada en la habitación.

Lucas negó con la cabeza, echándose hacia atrás en su silla, con su brazo alrededor de la espalda de Sascha. 

“No. Pusiste tu vida en riesgo mortal para proteger esta ciudad. Es algo que la manada no olvidará jamás.” Sus ojos nunca rompieron el contacto con la negra mirada cardinal llena de estrellas de Kaleb. “De hecho, mi compañera piensa que deberíamos ser amigos.”

No era exactamente lo que Sascha había dicho, pero ella observó con interés la respuesta de Kaleb. Sin embargo, no fue el cardinal quien respondió. 

“Por supuesto que deben ser amigos.” La sonrisa de Sahara era deslumbrante. “De lo contrario, mis visitas en DarkRiver serían muy incómodas.”

“Ahí tienes” murmuró Kaleb, un depredador duro como el hielo vestido en un traje negro, “la decisión está tomada.”

Dejando escapar su respiración, Sahara se volvió hacia Kaleb, y su atención se desvió de inmediato a ella, aunque Sascha no tuvo ninguna duda que él seguía estando consciente de todas las posibles amenazas a su alrededor. Ninguna palabra fue dicha, pero cuando Lucas tocó a Sascha ligeramente en su hombro, ella supo que él había sentido la comunicación telepática. Un antepasado Psi le había dejado ese pequeño regalo inusual y útil. Sin embargo, esta vez, Sascha no necesitó que se lo dijera, podía notar que los dos estaban teniendo un desacuerdo por la forma en que Sahara había estrechado sus ojos.

Cuando Kaleb habló de nuevo, su tono no había cambiado, pero sus palabras insinuaban una personalidad distinta a la despiadada criatura política que se mostraba frente al mundo. 

“Me han dicho que sea más diplomático” dijo, su mirada fija en Lucas de nuevo. "Y que no te provoque.”

Sascha ocultó su sonrisa cuando Sahara gimió y dejó caer su cabeza sobre el hombro de Kaleb, mientras que Lucas se encogía de hombros, los músculos ondeando bajo el blanco de su camisa. 

“No caigo en provocaciones tan fácilmente. ¿Comenzamos con la reunión?”

Esa fue una señal para Sascha. 

“Queríamos hablar sobre tu petición.”

“No, no es cierto.” Con su cara llena de afecto dirigido a Sascha, Sahara se sentó de nuevo derecha, aunque Sascha adivinaba que tenía su mano entrelazada con la de Kaleb debajo de la mesa. “Querían ver si Kaleb y yo estábamos fingiendo.”

“Tal vez” dijo Sascha con una contracción de sus labios, “alguien deba decirte a ti que no estés provocando.”

Con su rostro lleno de diversión, Sahara se apoyó en Kaleb, el acto natural en una forma que nadie podría fingir, y mucho menos una mujer que había pasado los últimos siete años en una jaula. Sus labios curvados mientras alzaba la mirada hacia el hombre que todos los habitantes del planeta consideraban un depredador mortal y, cuando Kaleb bajo la mirada hacia ella, sus pestañas cubriendo su expresión, esa sonrisa se profundizó, aunque los músculos faciales de él no parecían haberse movido en absoluto.

El Tk cardinal desvió la mirada hacia Sascha, como si fuera consciente de su fascinado escrutinio. 

“¿Necesitan que bajemos nuestros escudos?” Preguntó, y Sascha instintivamente supo que con esa solicitud estaba otorgando el límite hasta donde llegaría.

No importaba; ella no necesitaba nada más; había sentido la conexión de Kaleb y de Sahara en el instante en que la pareja entró en la habitación. Era algo que formaba tanta parte de ellos como un miembro o un órgano; intentar extirparlo causaría una herida mortal. 

“No hay necesidad de ello.”

Un momento de contacto visual intenso, como si Kaleb estuviera evaluando sus habilidades.

Los vellos se elevaron en el cuello de Sascha. Sin embargo, Kaleb no insistió en el tema, la otra pareja se fue poco después.

“Creo que él haría cualquier cosa por ella.”  Sascha había esperado sentir cualquier cosa proveniente de Kaleb, excepto esa onda violenta y cruda de amor. “Y ella también.” Los dos estaban tan estrechamente unidos como los compañeros cambiantes. “Eso hace a Kaleb más peligroso que nunca.”

Los ojos verdes de Lucas brillaron, mostrándole que la pantera también era parte de esa discusión. 

“Él ahora tiene una vulnerabilidad, y si alguien es tan estúpido como para lastimar a Sahara, no viviría lo suficiente como para lamentarlo. Eso a mí me suena como algo normal.”

“Por supuesto que te suena como algo normal. Eres igual de salvaje” dijo Sascha, poniendo sus ojos en blanco.

Una sonrisa aguda. Con una mano apretando su nuca, él la atrajo para darle un beso caliente, mojado, enredando sus lenguas y mordiendo su labio inferior al final.

“Te gusto salvaje.” Su pecho vibró en un ronroneo bajo sus manos, sus labios regresaron a los de ella, para otra probada, está más perezosa y felina. Puras lamidas y seductora persuasión.

“Tal vez” bromeó, sus dedos de los pies completamente curvados. “Ahora, vamos a ir a hablar con tu otro amigo salvaje.”

Lucas gruñó, el sonido tan profundo que llenó la sala. 

“Deja de llamar a Hawke mi amigo. Él es un lobo. Va en contra de las leyes de la naturaleza.”

Con los hombros temblando, Sascha lo besó otra vez... y pensó en el tiempo pasado cuando tanta alegría había estado fuera de su alcance, su alma en una caja sin luz.

Referencias Editar

Enlaces de Interés Editar

Historias
Libros La Noche del Cazador · La Noche del Jaguar · Caricias de Hielo · La Luna del Leopardo · Presa del Placer · Marcada a Fuego · Ardiente Recuerdo · Cautivos de la Oscuridad · Juegos de Pasión · La Llamada del Deseo · Tangle of  Need · Heart of Obsidian · Shield of Winter · Shards of Hope · Allegiance of Honor · Silver Silence
Novelas Beat of Temptation · Whisper of Sin · Stroke of Enticement · Declaration of Courtship · Texture of Intimacy · Secrets at Midnight · Echo of Silence · Dorian · Partners in Persuasion · Flirtation of Fate
Antologías An Enchanted Season · The Magical Christmas Cat · Burning Up · Wild Invitation · Night Shift · Wild Embrace
Extras Escenas Extras · Historias Cortas · Borradores · Epílogos · Escenas Eliminadas · Línea de Tiempo · Orden de Lectura

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar